«

»

Jun 21

La técnica del Vibrato

LA TÉCNICA DEL VIBRATO SEGÚN PJRUIZ

Si consultamos la wikipedia podemos leer que el vibrato, que es una palabra italiana que significa vibración, es un término musical que describe la variación periódica de la altura o frecuencia de un sonido.
También podemos leer que se produce en el canto de forma espontánea a través de un tremor nervioso en diafragma o laringe y que en instrumentos de viento que es lo que nos interesa, se trata de imitar esa función vocal.

Pues bien, el siguiente paso, una vez consultada la definición de vibrato y concienciados de la misma y de lo que queremos obtener, consiste en preguntarnos de qué forma podemos obtener el vibrato con nuestra corneta (o cualquier otro instrumento de viento). Lo que queremos en realidad no es más que modular el flujo del aire que pasa por nuestra corneta. Para esto hay fundamentalmente dos posibilidades: vibrato de estómago (el que conocemos como vibrato de diafragma) y vibrato de laringe (el que conocemos como vibrato de garganta).

  • Vibrato de diafragma: Este vibrato se consigue con golpes rítmicos del diafragma ligeramente hacia arriba y hacia abajo. Para ello debemos tener control voluntario sobre los movimientos de nuestro diafragma. Practicando la respiración diafragmática (hinchando el estómago en lugar de levantar los hombros) se puede ejercitar el diafragma y por ende familiarizarnos con él. Esto, a la postre, nos ayudará a poder dominar el diafragma y por lo tanto a poder realizar el tan ansiado vibrato de estómago. La técnica es bastante avanzada y lo que finalmente se busca sería realizar breves cambios en el flujo del aire directamente desde su origen para variar la tonalidad de la nota.

 

  • Vibrato de garganta: Este vibrato sería el más común en los cantantes y el objetivo es el mismo que en el vibrato de diafragma, es decir, variar la tonalidad de la nota mediante breves cambios en el flujo del aire. En esta ocasión estos cambios en el flujo se producirían en las cuerdas vocales. Para poder dominar nuestras cuerdas vocales de forma que podamos realizar el vibrato de garganta con nuestra corneta la mejor forma sería practicar mediante el canto. De esta forma podemos familiarizarnos con nuestras cuerdas vocales, dominarlas, y pasar a aplicar nuestro dominio sobre las mismas mientras ejecutamos una nota con la corneta.

Ambos vibratos son técnicas bastante avanzadas como se puede extraer de lo que ya hemos leído. Por lo tanto, la mayoría de músicos de instrumentos de viento han ideado otras formas de variar el flujo de aire justo antes de enviar el mismo al instrumento. Las dos más comunes  son muy parecidas entre sí, y son las siguientes:

  • Vibrato de mandíbula: Consiste en mover repetida y rápidamente la mandíbula de forma leve hacia arriba y hacia abajo, con esto conseguimos variar la columna de aire y por consiguiente variar la tonalidad de la nota obteniendo la vibración deseada.

 

  • Vibrato de labio: Este vibrato es el más común entre los cornetas (aunque el de mandíbula también se utiliza bastante). Este vibrato es más difícil de ejecutar que el de mandíbula pues requiere mayor dominio del instrumento, pero a su vez es más efectivo y con él se obtiene un vibrato más fino y cuidado que el que se puede conseguir con el vibrato de mandíbula. Para poder ejecutar este vibrato es fundamental practicar muchas horas de flexibilidad ya que en lo que consiste el vibrato es en realizar una leve variación de labio para variar la columna de aire y la tonalidad de la nota. Un ejercicio muy práctico para ganar flexibilidad de labio es tocar una nota grave de forma contínua y con la misma columna de aire ir subiendo poco a poco y de forma controlada hacia notas más agudas. Posteriormente, y con la misma columna de aire, ir bajando poco a poco hasta la nota más grave. De esta forma se practica la flexibilidad de labio y una vez se dominen estos ejercicios a la perfección, el ejecutar un vibrato de labio fino y elegante estará al alcance de vuestros labios.

Espero no haber cometido muchas imprecisiones y que os sirva de ayuda a todos. Evidentemente no soy ni un virtuoso de la corneta ni un maestro de la misma (era irónico) por lo tanto estos consejos no os los toméis como una verdad absoluta. No son más que mis percepciones acerca de una técnica tan practicada por los cornetas como desconocida teóricamente.

Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>