«

»

Sep 01

Alerta roja

Empezaré confesando que escribir y criticar desde fuera es muy fácil, se cogen unos datos se deja correr la imaginación, se aliña con supuestos rumores,- el que tengan fundamento es lo de menos,-se le da forma al articulo, escogiendo un buen titular que llame la atención, y listo, ya tenemos nuestro minuto de gloria bloguera. No es mi estilo, pero hay que reconocer que resulta tentador.

Confesar también que el titulo de estas líneas esta escogido con toda la intención, precisamente para llamar la atención, conseguir que sea motivo de reflexión es otro cantar.

Dicho esto, reconozco que me ha llamado la atención el comunicado emitido hace unos días por una formación musical a cuenta de unos hechos ocurridos durante este verano. al parecer con una persona concreta, que parece que han levantado cierta polvareda en eso que llamamos redes sociales. Hasta aquí todo bien. En mi opinión la clave es por que se elige un comunicado publico para salir al paso de comentarios y cotilleos, que creo que no merecen salir a la luz publica. Como dicen la ropa sucia se lava en casa.

No es la primera vez, tampoco será la última, que veamos por ahí un comunicado de la dirección de alguna banda saliendo al paso de dimes y diretes. Ya he comentado que todo lo que sucede entorno a nuestras hermandades y cofradías, bandas de música incluidas, no son más que un reflejo de la sociedad en la que vivimos, y no voy a descubrir la pólvora, si digo que uno de los deportes favoritos de algunos de un tiempo a esta parte es intentar montar una trifulca cibernética.

He comentado en más de una ocasión que resulta digno de alabanza el trabajo que realizan muchas bandas de música, que además han de preocuparse por el tema de los repertorios. Pero dejaba en el tintero un aspecto que puede ser importante, como es el de la educación de sus músicos, que a la larga se terminará contagiando a la fauna que en ocasiones las rodea y jalea.

A buen seguro habrá quien al leer estas líneas se pregunte hasta que punto deben ser las bandas responsables de la educación que muestren algunos de sus músicos; comentaba al principio que criticar desde fuera es fácil, pero vistas algunas cosas que salen a la luz, creo que es preferible contar con músicos bien formados, y educados, que trabajen con paciencia, y sin hacer ruido, aunque sea a base de que algunas bandas pasen por Campana con menos personal.

Es posible que este equivocado si digo que las alarmas se dispararon en el momento que se empezaron a ventilar temas que deberían quedar de puertas para dentro; a fin de cuentas los tramos de capiroteros, y muchos capillitas, viven alejados de la actualidad que rodea a las bandas.

P.D. : Lo sé, muchos cofrades no ayudamos, y no somos buen ejemplo. Quién sabe si el C.O.I. terminará por declarar deporte olímpico la ojanodoxia, el figuroneo, el postureo, los cotilleos, y sobre todo la puñalada trapera, en todas sus modalidades.

 

@estaahifuera

 

2 comentarios

  1. Álvaro

    Totalmente de acuerdo,es el resumen de lo q estamos viviendo hoy día en este bendito mundo, q si no cuidamos terminará por engullirnos.

  2. Alfonso Garcia

    Una persona muy conocida en el mundo de la música cofrade me dijo hace unos días “nos estamos echando piedras sobre nuestro tejado, se está dejando de ver el mundo de las bandas como una afición y para muchos está empezando a ser un negocio, estos, sin escrúpulos por tal de captar a una u otra banda intentando dirigirla para coger un pechizco económico. Ademas hay una serie de fricadas que están empezando a desprestigiar el mundo de la música cofrade. La imagen de las bandas en estos tiempos esta a la baja” Cuanta razón tenía

Deja un comentario

Close
Please support the site
Síguenos en Twitter y Facebook para estar informado de todas las novedades