«

»

Nov 18

El desastroso certamen de música en Sevilla

Como cada año, decenas de bandas de música semiprofesionales (y las llamo así porque sus músicos no se dedican a ello de forma profesional, aunque no por ello su calidad es inferior) se preparan para la temporada de conciertos que asoma en las semanas previas a la época navideña.

Entre esos días asoma un concierto que debería ser muy especial: el concierto en honor a Santa Cecilia, patrona de la música según las creencias católicas. Un certamen musical muy importante y vistoso; serán más de veinte las bandas de música que pasen por el escenario de tan “prestigioso” acto durante toda la jornada de un soleado domingo de noviembre.

Un concierto gratuito donde todo aquel que lo desee puede acercarse, tomar un barato aperitivo y disfrutar con la familia de algo tan hermoso como es la música. Estando yo en el escenario, escuché al presentador del acto decir que se trataba de “el certamen de bandas más importante del mundo”.

No se lo niego; en España, más concretamente en Andalucía, existen bandas de música únicas en todo el planeta. Además de la clásica banda de música, existen dos tipos de bandas llamadas de “cornetas y tambores” y “agrupaciones musicales”, según el tipo de instrumentación que porte cada banda, y del/los instrumentos principales de la melodía.

Según la historia, estas bandas surgen entre Sevilla y Málaga, y ha sido en la capital hispalense donde más se ha desarrollado (con enorme diferencia con respecto al resto de provincias andaluzas), existiendo, a día de hoy, 23 conjuntos musicales registrados en el Consejo de Bandas de Música Procesional de Sevilla (según su página web oficial), a las que hay que añadir otras tantas decenas que actúan de forma independiente a esta asociación. Y eso sólo en la capital, ojo, que si nos vamos a otros municipios encontramos muchísimas bandas, algunas de ellas con un gran nivel. Por tanto, sólo en la provincia de Sevilla, podemos encontrar cientas de bandas (sí, sí, cientas).

Entre estas bandas, encontramos algunas que han participado en obras de importantes artistas musicales, o que incluso han llevado su música al otro lado del charco: EEUU y Canadá, tocando en lugares como Toronto o junto a la sede de las Naciones Unidas, y repartiendo sus obras por todo el globo, hasta los oídos del mismísimo Nelson Mandela.

En definitiva: un auténtico privilegio que Sevilla sea capital mundial de tan maravilloso estilo musical.

No contento con ello, la ciudad disfruta de un amplio y maravilloso patrimonio histórico y monumental, con lugares tan emblemáticos como el centenario Parque de María Luisa, la Torre del Oro, la Catedral de Santa María, los Reales Alcázares o la Iglesia del Divino Salvador (entre muchísimos otros, pero tampoco quiero hacer una guía turística). Todos ellos lugares de ensueño para la celebración de tan fenomenal certamen musical, repito: único en el mundo.

Pero como siempre, aquí hay que dar la nota, y que mejor forma de darla que organizar este acto en el lugar más horrible donde se puede organizar: un descampado. Un desolador y maldito aparcamiento de algunos cientos de metros cuadrados donde se ubica un triste escenario.

El escenario asoma desde el otro lado del aparcamiento.

Todo músico sabe que el peor lugar donde se puede organizar un concierto es un sitio así: por razones de acústica. Y todo aquel que tenga sentido común también sabe que es el peor lugar donde se puede organizar: es horrible.

La multitud se agolpa sentada en sillas de plástico (los privilegiados que llegaron temprano y cogieron una). El ambigú situado al otro lado del aparcamiento comienza a servir comida. La gente comienza a consumir, a beber, a comer… Y a ensuciar.

La mayor decepción del día me la llevé al comprobar que en todo el “solar” no había ni una sola papelera o contenedor de basura (tan sólo el que había dentro del ambigú).

A mediodía, lo que había empezado como un improvisado “teatro” había terminado peor que un botellón en Nochevieja.

Basura en el suelo.

Más basura.

Y así, a las seis de la tarde, antes de que la basura me engulla, abandono el lugar, llego a mi casa, y reflexiono sobre estas cosas.

Como músico, como sevillano, y como amante de la cultura sevillana y musical, me entristezco, y pienso si de verdad tenemos (o nos dan) toda la importancia que yo creo que merecemos.

Las bandas de música realizan una labor muy importante; no sólo cultural, sino también social, enseñando a los jóvenes la riqueza artística que pueden llegar a producir ellos mismos. O como escuché (me hizo sonreír) hace mucho tiempo a una inocente señora:“apartando a los chiquillos de las calles y las drogas, porque claro, a esa hora están ensayando y terminan muy cansados”.

Pienso que debería aprovecharse más esta exclusividad de la que hace gala la ciudad. Aprovechar los numerosos espacios de los que dispone la ciudad: teatros, plazas, parques…

Quitarnos de las calles de verdad, y hacer de nuestra música un espectáculo difícil de olvidar, en lugares donde nuestros sueños se eleven y la música hable a favor de tan maravilloso patrimonio sevillano.

Otro año más, “el certamen de bandas más importante del mundo” ha sido un desastre. Y eso que algunos años atrás había existido un poco de conciencia y sentido común (aún recuerdo aquel certamen a los pies de La Giralda, hace muchos años).

Seguiremos esperando un poco de consideración con los músicos, con los amantes de la música, y con los espectadores que desean disfrutar de ella. Mientras tanto, una de las mejores bandas de la ciudad organiza otro certamen en pocos días, nada menos que a los pies de la Torre del Oro, en el paseo situado a orillas del Río Guadalquivir. No participaré como músico, pero espero que el cielo permita hacer brillar los instrumentos de cada músico, y Sevilla pueda disfrutar de música, arte y cultura en un lugar emblemático y maravilloso.

Algunos tienen mucho que aprender.

 

@JesusVazquezN
http://eldiariodeyisus.wordpress.com/2014/11/17/el-desastroso-certamen-de-musica-en-sevilla/

1 comentario

  1. fco javier González ropero

    Recuerdo que esto lo organiza el consejo de bandas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>