«

»

Jul 12

Cada día me gusta menos…

Por Alan Smithee (la_sed)

 

…el mundo de la música cofrade para pasos de Cristo.

No reconozco en las bandas y músicos de la actualidad aquella ilusión y devoción que llevó en los años 80 al milagro de tantos jóvenes que sin saber los fundamentos de la música hicieron nacer un fenómeno que ha crecido hasta la monstruosidad.

Cada día me gusta menos: los egos, la economía, la comercialización y banalización de la religiosidad popular y los sentimientos, las etiquetas, los fanatismos,…

Cada día abro Internet, veo Twitter, leo foros, escucho comentarios de la calle,… y me asquea más que algo que surgió por puro sentimiento cofrade y que si quisiéramos podría ser uno de los más ricos tesoros culturales y etnográficos de Andalucía como es la música cofrade, ahora se corrompa a la luz de vete-a-saber qué intereses.

Cada día me gustan menos las llamadas bandas de Cristo, y por eso me refugio y busco los placeres perdidos en las mal llamadas “bandas de palio”, y más aun en la riqueza de los antiguos.

“En las Bandas de Música también habrá su podredumbre”, dirá alguno defendiendo su decadente mundo de corneta, trompeta y tambor vestido de uniformes militares de las más variadas formas y colores. Cierto, pero las bandas de música al menos no se nota tanto, suele haber más profesionalidad y, creo que más importante, no existe el componente de marca o “estilo” que tanto divide y empobrece a las bandas de Cristo.

La intromisión del capitalismo y el consumismo más agresivos, unido a la crisis económica (y no solo económicas, la falta de valores es más que evidente) es uno de los principales espejos de decadencia.

Hablamos por ejemplo del abismo económico entre diferentes bandas de Cristo, todas y cada una de ellas completamente amateurs (por mucha “formación” y mucha escuela de música que haya en ciertas bandas, ninguna es profesional al 100%) todas iguales, si acaso diferenciadas por criterios de  cantidad y calidad debido sobre todo a los diferentes contextos donde surgen y evolucionan.

Es la versión cofrade de la ley de oferta-demanda:

-Por un lado bandas que cobran insultantes cachés (y Hermandades que “cristianamente” los pagan a pesar de la que está cayendo, prestando más interés al ornato que a la esencia del cristianismo que dicen profesar), cachés hasta “millonarios” en las antiguas pesetas, y para añadir vergüenza, cachés que se inflan hasta la indecencia en proporción inversa al tamaño de la población con los que compensar pérdidas por favores capitalinos “¿Eres la Hermandad fulana de Sevilla? De acuerdo, firmamos 1000€ para aparentar pero luego te devuelvo 1500 en forma de donación ¿De dónde me llamas de un pueblo de 5000 habitantes para un certamen? 9000€ por media banda más transporte y cátering”, si lo quieres bien, si no, tengo otros pánfilos que me darán lo mismo y hasta se bajarán los pantalones, pensarán muchas veces.

-Por otro bandas pequeñas que entran al juego de ese capitalismo cofrade y rebajan sus precios hasta casi vender su alma por un contrato. “¿Qué banda va a tu paso, Fulana? ¿Por cuánto van, 1200? Yo voy por 600, te pago las flores y te hago el concierto benéfico pagándome yo el bus”. Y así tenemos casos de bandas que pensando que afinar es hartarse de fino tocan en pasos grandes o capitales (que no son Sevilla) mientras buenas bandas sobreviven de lo que pueden.

El resultado, ¿les suena aquello de los ricos son más ricos, los pobres más pobres? Pues idéntico: las bandas grandes serán más grandes, a más ingresos más inversión en calidad instrumental, profesores, locales, discos, merchandising, publicidad, a más publicidad más fama, a más fama más seguidores, más componentes y de regalo más publicidad porque a webs y blogs (como este) solo les interesa publicar todo lo que hacen las bandas grandes.

La economía unida a los egos, afecta también al mundo de la composición. ¿Miles de euros por una marcha de nueva creación? Hay autores que declaran valerlos y los piden sin tapujos alegando su calidad (y algunos lo piensan y no lo dicen, su inspiración divina porque lo suyo es un don de Dios y el resto no hace cosas a la altura) ¿Cantidades de cientos de euros por marchas ya grabadas? Sí, se dice que cierto compositor de moda cobra cantidades de casi 400€ por marcha grabada de una famosa banda. Pero vamos, por Dios santo, si hasta Abel Moreno, que es uno de los compositores más egocéntricos de Bandas de Música, cobra solo entre 20-30 € por marcha editada, ¿qué pasa, que los compositores de Cristo son especialitos? ¿Abrir el Encore tiene mucho trabajo?

Eso sí, esos precios a bandas chicas (y colándoles bodrios hechos a base de corta-pegas de otras marchas o marchas que bandas grandes rechazan), a las grandes las marchas de regalo para que me las promocionen y me den nombre. Todo va ligado en una red de mentiras, engaños, soberbia y avaricia unida al idolátrico servilismo patético que algunas bandas satélite presentan hacia sus “mayores” y mentoras.

¿Y los arreglos? ¿Hay mayor muestra del egocentrismo de ciertos compositores que los arreglos? Desvirtuar las obras del pasado hasta desfigurarlas tanto que parecen un delito por lo criminal de lo violadas que quedan algunas marchas, solo por el mero hecho de la excusa del “estilo”, y siempre adjuntando la firmita “Arreglos: Fulano de Tal” es una especialidad de las bandas de Cristo. Ni en bandas de música (que mira que ha habido destrozos en algunas marchas), ni en capilla, ni en toda la Historia de la Música (quitando los plagios más flagrantes) me arriesgaría a decir, nadie se vanagloria tanto de prostituir la obra de un predecesor presumiendo de ello con su propio nombre.

“Mira, pues yo por arreglo de marcha, son 400-500-600€”. Sí, encima algunos hasta tienen la poca vergüenza de cobrar esas cantidades por destrozar algo que han hecho otros. Y como de estas cosas no suele haber constancia de pago, ni los herederos de Escámez, ni la familia del maestro Manuel Rodríguez, ni los Antonio Velasco y demás clásicos percibirán un céntimo de la vejación de sus obras.

“Es por mantener el estilo”, te sueltan muchos para defender lo indefendible, cuando todo el mundo sabe que el estilo lo dan una manera de interpretar y un buen director que sepa canalizarla, ¿o acaso Karajan o Barenboim han necesitado o necesitan destruir las partituras originales de Beethoven o Mozart para tener un sello? ¿Acaso, aun tocando las mismas partituras con si acaso ligeras diferencias, no son diferentes Tejera de la Oliva, la Oliva del Carmen y el Carmen de Tejera? ¿Por qué entonces se recurre al desarreglo? Porque no importa tener un estilo, esa es la mayor patraña jamás inventada, importa mi director musical, mi compositor fetiche, mi banda de referencia, y, sobre todo, importa la exclusividad, el ser el único en algo para garantizarse un mercado, la creación de una marca casi industrial que genere un producto de consumo rápido e inmediatamente reconocible, y del mismo modo que el que bebe Pepsi no toma Coca-Cola por meras cuestiones de identidad de marca, el que disfruta Cigarreras no disfruta Tres Caídas, creando divisiones, creando seguidores, creando un fenómeno fan….

Y por ende, ese fenómeno fan, que podría ser fácilmente tolerable, como en todo tiene que haber extremos, ese fenómeno fan se radicaliza y da lugar a los fanatismos. ¿Existe mayor estupidez que la ciega obcecación hacia una determinada banda que te lleve a extremos de desear mal, muerte y destrucción hacia otras? Un mero comentario positivo hacia otra banda que no sea la del gusto del fanático sirve para despertar la animalidad que cada hombre (o mujer) lleva dentro  y que socialmente reprimimos por la capacidad racional que da la humanidad. Porque el fanático es, eso, un animal, que vive de instintos y no de la razón, te pongas como te pongas. El insulto es su arma, el objetivo, cualquiera que no venere lo mismo que él y al mismo grado que él.

Los fanatismos son peligrosos. Para los demás pero, sobre todo, para la banda que los tiene. No es un peligro físico, es un peligro para su imagen (nada da peor imagen que tener a una panda de adolescentes llamando gilipollas a cualquiera que se atreva a decir “La banda Mengana es mejor”, “Me gusta Setana” o incluso “me gusta la banda Tal, pero veo bien que Cual toque en su Hermandad”, pero sobre todo para la percepción de la realidad que se acaba teniendo: las bandas acostumbradas a lacayos y al ojanismo no ven más allá de ellos, no aceptan la crítica negativa. Una cero autocrítica provoca una relajación y un “todo vale” porque siempre voy a tener a un grupo fiel que me cante loas al oído mientras me da dinero con la compra de CDs, sudaderas y llaveros. La relajación hace que otra banda más ilusionada y trabajadora te supere. Luego se pasa por no aceptar las críticas positivas a otros, y se habla de conspiraciones, amaños o que “todos están contra mi”, y se apela al nombre y a la historia. Y al final, la banda que te supera crea una nueva moda y tu mismo ejército beligerante de fanáticos puede acabar volviéndose contra ti con mayor crueldad incluso (nada nos gusta más en España que atizar a un héroe caído), y vuelta a empezar al circulo vicioso…

Lo dicho, cada día me gusta menos el mundo de la música cofrade para pasos de Cristo, porque día a día representan menos a Aquel a quien dicen acompañar.

7 comentarios

Saltar al formulario de comentarios

  1. Estprocesional

    Visto el autor del artículo, no esperaba menos. Enhorabuena.

    Llevo algunos años pensando, aunque a veces me tachen de loco, que la música procesional para “pasos de Cristo” es una BURBUJA, que algún día nos explotará en la cara a todos, y entonces nos daremos cuenta de muchos errores que estamos cometiendo todos.

  2. Miguel Ángel Font

    Las bandas de cristo necesitan curarse de humildad y ganar en conocimientos musicales de calidad. Hablo de formación reglada, impartida por profesores del gremio de la música procesional. Que los hay, pocos pero cada vez hay más. Y muchas cosas mas. Las bandas que deciden pagar una barbaridad por directores que dejan mucho que desear lo hacen porque quieren o tal vez por desconocimiento. Igualmente con las composiciones. En definitiva el tiempo pondrá a cada director, compositor y banda en su sitio. Y cada uno recibirá lo que merece. Mientras tanto disfrutemos de nuestra música e investiguemos quien se toma esto en serio por el bien propio o por el bien de nuestras tradiciones y los que más gusta: La Música de nuestra Semana Mayor. Gracias!

  3. CeleCueva

    Toda la pura verdad expresada en esta entrada.
    Me ha encantado leer la realidad que expones, que es la que hoy día vivimos, aunque muchos no lo quieran reconocer.

    Lo que mas me ha llamado la atencion y me ha provocado a leerlo hasta el final, es que no has tenido pelos en la lengua y has dado a cada uno lo suyo. Quizá he echado de menos que hubieras mencionado a alguna banda en concreto para de esa forma señalarla, y no se si esa pequeña critica le serviría de constructiva para cambiar este mundo que se nos esta yendo de las manos.

    Aunque bueno, los que nos movemos en este mundillo, conocemos mas o menos lo que hay, y sabemos de quien se habla en la mayoría de los casos.

  4. uno cualquiera

    Cierto todo o casi todo pero con algunos apuntes o matices, un ejemplo de ello es que las bandas de musica o palio ya también andan muchas haciendo lo mismo ofrecerse por “dos duros” y además algunas banda con nombre en sevilla , no son solo las de cristo.

    También parte de culpa tienen las hdades que se aprovechan de las bandas y ponen detrás de sus titulares cualquier cosa mirando solo el dinero, y todo esto sin valorar la trayectoria o dedicación que una banda hace diariamente , ensayos, horas sin estar con la familia, de ocio, trabajo etc etc y al fin y al cabo cuando vas detrás de un cristo o virgen tocando vas realizando un trabajo mas allá de la devoción que se tenga y eso hay que remunerarlo a mi entender.

  5. Anónimo

    Creo que ha dicho la pura verdad y en medio de todo los musicos que cambian de banda por tocar en tal o cual hermandad mientra su director se llena los bolsillos y a dicho musico le cuesta dinero el tocar

  6. TESKIEIYA

    Estoy de acuerdo, en lo escrito.

    Pero lo que realmente me jode, es que cuando se habla de esto…por qué no se da nombres??.

    La Sed, siempre he sido un fiel seguidor de usted porque se nota que entiende del tema, pero…

    Aquí hay que poner nombres de bandas, directores y autores encima de la mesa. ENTONCES ES CUANDO SE LES ACABA EL ROLLO!!.

    Cuando se hace referencia a las bandas participantes en la Semana Santa sevillana, permitirme que me ria, porque se critica como si el 60% de las bandas participantes fuesen de pueblo, o “catetos” como muchas bandas grandes las denominan. Y si no me equivoco, sólo Presentación al Pueblo y Arahal, son las únicas que participan tras un paso en Sevilla con un total de 4 actuaciones.

    Y ahora pregunto: teniendo en cuenta el número de pasos con música y el total de contratos que tienen estas dos formaciones…el porcentaje de música por bandas de pueblo es si acaso el 10% del total en los considerados Pasos de Cristo o de Misterio.

    Ahora lanzo esta pregunta,…¿nos hemos puesto a pensar que aunque sean bandas de Sevilla, hay bandas de Sevilla que no merecen estar tocando en algunos de sus contratos hoy día?….venga ánimo, vamos a decir la verdad.

    Casualmente son de las que también van media regalá!!!.

    EL PROBLEMA REALMENTE AQUI ESTA EN QUE:

    – LAS HERMANDADES QUE NO LE PONEN LA CARA VERDE A ESTOS ABUSADORES Y NO TIENEN HUEVOS POR EDUCACION DE DECIRLES LAS COSAS A LA CARA. Y PARA COLMO, VAN Y LES PAGAN EL DINERAL…PARA DESPUES ARREPENTIRSE.

    – LOS MIEMBROS DE LA DIRECCION MUSICAL DE LAS BANDAS QUE SOLICITAN PARTITURAS QUE NO LES PONE LA CARA VERDE CUANDO ESTOS AUTORES SE DAN LA VACILADA……es que coger un pico y una pala cuesta mucho, por eso quieren vivir descaradamente de esto y ponerse ricos en dos días.

    POSDATA:
    Por no seguir hablando, de aquellos intermediarios que por conseguirte una partitura te pide dinero, aquellos que se hacen pasar por corredores para buscar contratos, y como no, hablar de las Hermandades que con toda la cara te dice que como son de Sevilla, pues les vienen hasta gratis.

    POSDATA 2:

    Lástima que no pude estar yo en la reunión de autores que hubo, y que si no mal recuerdo se realizo en una de las setas, donde ensayan las bandas.

    Qué gracioso cuando hay algunos que dicen…que ellos lo que quieren es que se las pidan a ellos y evitar el tema de rular partituras por internet. Jajajajajaja….

    Entonces es cuando le hubiese preguntado yo….oiga usté mushasho y la murta cuánto e si se la pio a usté dirertamente? jajajajaja….

  7. Anónimo

    estoy de acuedo con mucho de lo que dices pero en otras totalmente en desacuerdo, como por ejemplo esa ilusion de la que hablas sigue estando, la devocion ya se vive de otra manera. bueno etc…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>